jueves, 19 de diciembre de 2013

Y finalmente... os presento a U.

Para el final de la tanda de presentaciones, he dejado al "mayor" de la casa. Lleva conmigo 12 años ya. Lo adopté cuando llegué a Barcelona. Lo tenían en una casa ocupa donde tenían varios perros y un montón de gatos y gatitos. Tendría unos 2 meses y casi no podía ni caminar, parecía muy débil.

Digo que parecía, porque al día siguiente de tenerlo en casa, ya empezó lo que iban a ser 2 años de pesadilla moviditos.


Travieso no, ha sido lo siguiente... sobre todo los dos primeros años, pero sigue haciendo de las suyas... entre su Top Fechorías: romper la televisión de mis padres (en concreto, la tiró al suelo y después se veía rosa), arrancar la tela de los altavoces de mi padre, romper fundas de sofá una tras otra, saltar por las paredes con las patas de atrás para que después tengas que ir limpiando las marcas, vaciarte los estantes/cajones del armario enteritos (y cuando llegas, te encuentras una montaña de ropa en el suelo), abrir con la pata el mueble del baño (y vaciártelo entero también), meter la pata en el vaso de agua de las visitas y luego salpicarles al sacudirla...

Es el gato más listo que he tenido. Tiene cientos de registros en la expresión de su cara que te hacen saber si está enfadado, contento, con ganas de juerga o aburrido. Sólo come pienso, jamás ha probado ni ha querido probar la comida humana. Puedes dejar una pata de jamón encima de la mesa y ni se acercará. Y tiene obsesión con lavarse, así tiene el pelaje blanco siempre tan inmaculado.

Con L. nunca se ha llevado bien... pero con T.T. está viviendo una segunda juventud. Y cuando L. se va a dormir y nosotros nos encerramos en la habitación para evitar ser pisoteados en medio de la noche, hacen carreras derrapando por el salón.

14 comentarios:

  1. ¡Qué me he reído con lo del vaso de agua de las visitas! Jajajajaja. Qué mal por las visitas, jajajaja.
    Total, que os ha destrozado media casa. Menos mal que ya estará más tranquilo con la edad y no os va a hacer estropicios en la casita nueva.
    Me encanta la foto, de pequeñín...Los gatos de peques me dan mucha ternura. Deberían quedarse así siempre, jaja. Qué cosita.
    Y qué bueno lo de que no coma comida humana. Eso es lo mejor que puede tener. Así no os da la lata cuando coméis vosotros y el poder tener la comida y estar tranquilos de que no va a saltar a la mesa a comérselo, es lo mejor. Que tengo una amiga que su gato se sube si te descuidas a la mesa, y se zampa tu comida. Y eso a parte de estar mal, a mi me da asco...jajaja. Que cuando me invita a comer estoy todo el rato pendiente, no sea que el gato se suba a la mesa en la que luego yo voy a comer. Que yo quiero mucho a los animales, pero una cosa es una cosa y otra que vayas a comer y el animalito haya dejado por ahí sus pelos...Que tengo otra amiga que el que se sube a la mesa es su perro... Menos mal que el mío no hace nada de eso, porque nunca se lo hemos permitido.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre U. primero y L. ... no hemos ganado para sofás/muebles/ropa en general.
      La foto es de este año! Pero sí que parece jovencito, al estar tan enrollado. Los gatos se conservan mejor que los perros con la edad :)
      Sí, con U. tenemos suerte con lo de la comida... pero de T.T. no se puede decir lo mismo. Para poder comer la tenemos que encerrar, porque no entiende el "no", ella va con la marcha puesta y a piñón fijo. Pero creo que como no le damos de nuestra comida, poco a poco se irá concienciando.
      Es que los gatos son distintos... no entienden de órdenes ni de jefes. Para ellos, tú eres su mascota y tienes que obedecer... ¿por qué crees que no hay un "encantador de perros" gatuno? No hay narices! :)
      Yo también soy muy escrupulosa, y más aún que a la mesa, me da rabia que se acerquen por la cocina donde tengo las cosas de cocinar! De todas formas estoy todo el día con la lejía de aquí para allá :)

      Besos!

      Eliminar
  2. Que mono!! Así dormidito parece muy bueno...nadie diría que es tan terremoto! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrorífico! Los primeros meses lo pasé tan mal (no me dejaba dormir por las noches) que varias veces se me pasó por la cabeza "devolverlo" (pero no sería capaz, claro). Una pesadilla! Ahora está algo más tranquilo porque le pesan las carnes, pero antes... era de terror!

      Eliminar
  3. Jajajjajajaj precioso U. Me encantan los gatos!!!! mi Pegote también tiene ya 12 años, y es listísimo o si no pregúntaselo a mi madre...lo quiere como a su hijo. Trastadas de estas...a porrillo, pero nunca nos ha importado porque es uno más de la familia, pelos blancos??? por todas partes, pero es lo que tiene querer y tener animales en casa, quien venga, sabe a lo que se enfrenta...

    Besos y también para U. por cierto como se han tomado ellos el cambio de residencia???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff los pelos blancos!!! Yo me he vuelto colorista total para vestir! Porque como me compre algo negro, ya se que voy todo el día llena de pelos.... así que gris, beig, colorines... jajaja Y la aspiradora todo el día trabajando... Pero a veces cuando estoy en alguna reunión aburrida y me veo un pelillo blanco, me enternece :)
      El cambio de residencia bien, pero las primeras semanas lo pasaron mal: L. creo que echaba de menos su hora de esparcimiento en el parque con sus "amigos perrunos", que conocía desde pequeña (eramos un grupo de unos 12 perros que los sacábamos todos los días a las 8 de la tarde). Y U. lo pasó mal porque cuando vinimos a vivir estaba todo en obras y no había ni suelo, así que había polvo por todas partes y no hacía más que lavarse y sacudir las patas como diciendo "qué asco" :) T.T. como sólo estuvo una semana en Barcelona y no es escrupulosa que se diga... pues estupendamente!
      Ya ves, ellos también tiene qué decir en los traslados... no les resulta fácil aunque a priori parezca que venir al pueblo y a una casa más grande para ellos sea mejor!

      Eliminar
  4. ¡Ayyyy! Es precioso. Y tan dormidito engaña en eso de que sea tan trasto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, dormidito parece un santo... pero no :-) Ahora sí, nos reímos un montón con las trastadas que se le ocurren

      Eliminar
  5. jajaja!!! Menudo gato...!!!! Son muy listos los animales... más de lo que creemos!!!
    Besitos!!!
    L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienen unas ocurrencias que son increíbles!

      Eliminar
  6. ¿Te saca la ropa de los cajones? ejejejjej, que cabritooo!!! Después de doce años ya es uno más en tu familia, y encima ahora con T.T. ya está feliz de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es tremendo. Te encuentras el cajón vacío y toooda la ropa en un montón en el suelo... y se te queda cara de tonta!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario!