viernes, 17 de julio de 2015

Pueden convivir bebés y gatos?

Ya he hablado otras veces de la relación de Celia con los dos gatos, pero creo que no es suficiente. La relación entre gatos y bebés/niños está muy estigmatizada y es necesario insistir en las experiencias positivas para romper este mito que perjudica a los peludos.

Respecto al comportamiento de los gatos con bebés: tal y como yo vaticiné antes de que naciese Celia, el gato mayor, U., la vigila de lejos y huye en cuanto ella se acerca, ahora que gatea. T. es más "amorosa" y se deja tocar, besar, abrazar y arrancar pelo.

Hay que vigilar a Celia porque es muy bruta y el animal llega un punto que se agobia (normal). En nuestro caso, decidimos dejar que ellas "arreglen" sus cosas bajo nuestra supervisión y así Celia va aprendiendo que hay un límite.  Esto se traduce en que T. muy de vez en cuando, cuando ya no puede más, le coge la mano entre los dientes sin apretar ni marcar, como dando un aviso. Y Celia lo entiende y cada vez es más cuidadosa.

Sin duda, T. es su mascota. La prefiere incluso a P., nuestro perro que, como buen cachorro, aún es demasiado movido y también demasiado grande para ella. Después de mamá y papá, los siguiente que ha aprendido a decir es "Tita", que es su versión del nombre de la gata :)





Por las mañanas, cuando se despierta a mi lado, abre los ojos, sonríe y me dice: "Tita?". Entonces me levanto, abro la puerta y llamo a "Tita", que acude corriendo a saludarla y la hace la bebé más feliz de la tierra.

La relación entre bebés y gatos es perfectamente plausible. Los gatos son muy cuidadosos, cautos, respetuosos. En mi experiencia, el perfecto amigo de tu bebé.

Recordad siempre importantísimo desparasitar (parásitos internos) cada 3 meses y una pipeta para pulgas y garrapatas 1 vez al mes.

¿Tenéis experiencia en la relación bebés y mascotas?

17 comentarios:

  1. Yo también pienso que es posible , pero hay que tener sus precauciones, sobre todo cuando están criando !!! Pero lo mejor, dar naturalidad a la situación tal como hacéis !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, eso no se me había ocurrido. Los nuestros están todos esterilizados, incluido el perro. Con el perro sí tenemos más precaución, entre otras cosas porque un perro grande sí que puede hacer daño a un bebé, sobre todo, por el tema de la comida. Lo que hacemos es que sea ella la que le da de comer y, como aún es cachorro, le dejamos que le saque la comida y que entienda que ella es la que manda. Conozco casos en mi entorno de perros de casa que han atacado a niños y es siempre lo mismo: la comida. Es algo instintivo, no intencional, pero que hay que vigilar/prever, sobre todo en perros muy grandes.

      Eliminar
  2. Que bonita tu bebe llamando a "Tita"...a mi me encantan los gatos los pobres estan muy estigmatizados...tuve dos y aprendi un monton que las habladurias de la gente suelen ser eso habladurias...que bonita relacion la de tu bebe y Tita...
    Nosotros tenemos un conejito enano y lo tienen martirizado , bebe hombrecito es brutisimo, su intencion es acariciarlo pero lo muele, le tira de los bigotes de las orejas...le mete los dedos en los ojos... el conejito aguanta un rato, luego o se escapa o se pone en pose de ataque cuando hay comida de por medio, pero nunca lo ha atacado , la verdad esque el pobre coelliño se porta genial...(todo esto bajo supervision claro).De todas formas Neil debe ser algo masoca porque ultimamente busca a bebe hombrecito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gracioso! Pobre Neil! Se están ganando el cielo estos animalitos!

      Eliminar
  3. Yo pienso que si que pueden, bajo vigilancia por supuesto.

    A mi no me gustan, ni los gatos ni los perros ni ningún animal la verdad, pero a quién le guste y sepan cuidarlos ¿por qué no va poder convivir con un bebé?

    Nosotros todas las noches tenemos que ir a visitar a unos gatinos que tiene una señora en la terraza y uno de ellos es muy cariñoso y se deja acariciar, se pone para que le toquen la barriga... le veo totalmente inofensivo, siempre que tu le trates bien te tratará él a ti, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque no le trates bien... normalmente un gato no ataca jamás, a no ser que le estés haciendo daño y no tenga otra salida. Ya te digo, yo pensaba vigilar, pero con ellos ya tengo confianza total y Celia tiene un tamaño considerable, ya no es lo mismo que recién nacida. Con el perro sí que no la dejo sola porque en un mal gesto la puede tirar o hacerle daño sin querer.

      Eliminar
  4. los animales tienen una paciencia infinita con los màs pequenyos!!!
    celia sigue teniendo su pelito rubio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no se a quién me recuerda rubita y de ojos claros... jejeje Por ahora lo tiene muy finito y muy clarito, casi transparente.

      Eliminar
  5. Ai qué razón! Yo creo que las relaciones de niños y mascotas son de lo más bonito que hay. Con supervisión y educación no hay problema ninguno.
    Te dejo un premio en mi blog ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el premio! Creo que además es fundamental el ejemplo para los niños de cómo cuidar y respetar a los animales ya en su propia casa y por sus propios padres. Se nota mucho cómo actúan unos niños y otros con animales según su educación.

      Eliminar
  6. Yo tengo cinco gatos y un perro pequeño, y creo que en mi caso también va a ser una relación plausible, porque mis gatos son muy buenos, algunos tendrán miedo como el tuyo, y otros se dejarán tocar y magrear. Para mí la relación de niños y animales es muy beneficiosa, les ayuda a desarrollar muchos valores, y yo soy una gran amante de los animales. Lo que tengo miedo es cuando este embarazada, porque mis gatos saltan encima de mi tripa o se ponen sobre ella y muchas veces me hacen daño si saltan de golpe o de repente, y pienso si estoy embarazada me matan al bebé, te pasaba a ti esto antes de quedarte embarazada? Por cierto soy nueva por tu blog ejjejeje :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Qué va... no le pasará nada! Piensa que los bebés están bien aislados y cuidados y un gato no pesa nada :) Los míos creo que no se dieron ni cuenta del embarazo. La perra sí que se dio más cuenta (me comía la ropa interior), pero los gatos tuvieron un comportamiento normal. A veces son brutos y te saltan por sorpresa, pero nunca coincidió que me saltasen en la barriga :) De todas formas piensa que es peor ponerte tú boca abajo que que te salte un gato de unos pocos quilos.
      Besos!!

      Eliminar
  7. Nuestra gata Bola es más como U, no se acerca a Iris por nada en el mundo :-) . Completamente de acuerdo con lo que has dicho!

    ResponderEliminar
  8. Espero que si sea posible, porque tengo gato! yo veo a mi sobri convivir con la perrita de mis padres y creo que no es ningún problema que bebés y animales estén juntos, siempre que se tomen las medidas adecuadas, sobre todo al principio.
    Un beso!
    Te he dejado una nominación en mi blog :)

    ResponderEliminar
  9. Te dejo un par de premios en mi blog;)

    ResponderEliminar
  10. Aunque hace mucho que no escribes, sé que estás por ahí, así que te dejo un premio en mi blog :)

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡Me has recordado que debería desparasitarla!!! La mía es totalmente casera y la verdad es que a ese respecto nunca hemos tenido problemas... pero deberíamos preocuparnos más, eso también es verdad.

    Y lo que decíamos también en nuestro blog, los gatos y los bebés son simplemente geniales.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario!